EVALUACIÓN Y ESTUDIO FOTOGRÁFICO DE LA CÁMARA C700 DE CANON

Por Alfonso Parra AEC, ADFC

En este artículo estudiamos la nueva cámara de Canon C700 desde el punto de vista de la dirección de la fotografía, para ello nos hemos centrados en los aspectos fundamentales de la calidad de imagen digital como son la resolución, el rango dinámico, el ruido, la sensibilidad y el color además de contemplar las valoraciones más subjetivas de los participantes en las pruebas, tanto directores de fotografía como asistentes y personal de posproducción. El análisis de las distintas pruebas se ha realizado sobre consideraciones teóricas, trabajando con cartas tanto de resolución como de color y su posterior análisis con programas como Imatest, ImagJ o Color Inspector. Hemos usado distintas fuentes de luz ajustadas mediante el espectrómetro Sekonik C700 y el fotómetro Sekonic L558/Cine. Hemos utilizado lentes ultraprime y el zoom de Canon 30-300. Si bien hemos realizado pruebas con distintas configuraciones de cámara, la mayoría de ellas se grabaron en formato XF-AVC a 3840 x 2160 con un VBR de 410 Mbps, con la curva CanonLog2, el espacio de color más amplio Cinema Gamut y un valor ISO de 800, recomendado por el fabricante para esa curva por Canon. Las pruebas teóricas, más técnicas, las hemos complementado con el rodaje en exteriores e interiores naturales, concretamente en Cucunubá, pequeña villa colombiana situada a unas pocas horas de Bogotá. Allí rodamos cómo aún se utilizan telares manuales para fabricar ruanas, cómo se trabaja en una granja o a 300 metros de profundidad en una mina de carbón. El trabajo de posproducción en lo que tiene que ver con el montaje y la colorización se ha realizado sobre Scratch y adobe premier.

 

Leer artículo completo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *