En Diciembre del año 2004 asistí por primera vez al Festival CAMERIMAGE en Polonia, sin saber muy bien con qué me iba a encontrar; estaba nevando cuando llegué a la fría y solitaria estación de tren de Lodz, una pequeña ciudad industrial de la era Soviética, y allí me empecé a preocupar.

Todo cambiaría 18 minutos después, al llegar a la sede del Festival, y encontrar en la puerta a Vilmos Zsigmond y Lazlo Kovacs, y recibir luego la programación que incluía 15 largometrajes en competencia y unos talleres con Michael Chapman, Rodrigo Prieto y Chris Doyle….la preocupación desapareció, y me surgió la sensación de estar en el lugar indicado, una sensación que ha permanecido hasta el día de hoy.

Desde entonces, he tenido la suerte de poder asistir en seis ocasiones al Festival (pese a que quisiera asistir todos los años !!), recomendarlo a colegas y amigos, verlo cambiar de ciudad, verlo por streaming, pero sobre todo verlo madurar..

El año pasado se presentaron 264 películas, y asistieron 610 Directores de Fotografía de 45 países, además de 760 estudiantes de cine y 850 profesionales de la industria, lo que demuestra el crecimiento del festival; la cantidad de películas, workshops y seminarios hace que sea imposible asistir a todos los eventos, y ver todas las películas ( menos aún ir a todas las fiestas…).

Con estas notas voy a tratar de compartir mi experiencia en el CAMERIMAGE 2017, comentar algunas de las charlas, y circular algo de la información que considero puede ser de interés para la Comunidad de Directores de Fotografía y sus equipos de trabajo.

 

 

POR: Mauricio Vidal (ADFC) es Director de Fotografía de películas como CONTRACORRIENTE (Selección Special 1 Screening en el CAMERIMAGE 2010), y documentales como MONTE ADENTRO (Ganador de Mención Especial a Largometraje Documental en CAMERIMAGE 2014)